LLEGAMOS A MADRID EN NOVIEMBRE DE 2017

La Clínica apuesta por un modelo de medicina multidisciplinar para su nueva sede en Madrid

La dedicación exclusiva de los profesionales permite prestar a cada paciente todo el tiempo y recursos necesarios, a la vez que posibilita la colaboración entre especialistas para abordar las enfermedades de forma integral

10 de mayo de 2017

La Clínica Universidad de Navarra implantará en el nuevo hospital que abrirá en otoño en Madrid una metodología de trabajo multidisciplinar que aporta grandes ventajas para el paciente, fomenta la creatividad e innovación, y facilita la integración de conocimientos y el abordaje de cada enfermedad con una perspectiva global.

“Hoy en día, la Medicina, si quiere ser una buena Medicina, tiene que ser en equipo. Por eso, un ambiente de trabajo que favorezca esa interacción permite ofrecer el mejor de los tratamientos posibles”, resume el Dr. Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología.

Según esta filosofía, que ha caracterizado el quehacer de la sede de Pamplona en sus más de 50 años de historia, los especialistas trabajan de forma coordinada en favor de cada paciente, pues, en la mayoría de las ocasiones, las patologías requieren de la experiencia y los conocimientos de más de una especialidad médica. De ahí que el doctor Jorge Quiroga, director del Departamento de Medicina Interna, destaque que “el trabajo diario en equipo contribuye a beneficiar al enfermo y ofrece una enorme seguridad a quien pide la ayuda de otro compañero”.

Ventajas de la dedicación en exclusiva para el enfermo

Este modelo que la Clínica prevé implantar en su nueva sede de Madrid se sustenta en una máxima que diferencia al centro sanitario: los más de 2.500 especialistas trabajan únicamente en la Clínica Universidad de Navarra, con dedicación exclusiva, lo que les permite emplear en cada caso clínico todo el tiempo y los recursos necesarios para ofrecer una atención verdaderamente personalizada y de calidad.

El trabajo coordinado, unido a la tecnología más avanzada y a disponer de todas las especialidades médicas en un único centro, posibilita a los pacientes realizar sus consultas, pruebas y a comenzar los tratamientos en el menor tiempo posible. Además, la dedicación exclusiva facilita que el enfermo tenga siempre un solo médico de referencia al que reportan los demás profesionales.

De esta manera el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente, en un plazo de 48 horas y de ser necesaria una intervención, es posible realizarla en un plazo inferior a una semana, dependiendo siempre de las características y necesidades de cada paciente.

Archivado en

Llegamos a Madrid para usted. Manténgase informado

¿NECESITA Más información sobre la clínica? le ayudamos

OTRAS NOTICIAS

Ver más noticias